El hall del edificio principal se ha cubierto de arte con las exposiciones de las macetas-timbales elaboradas por nuestros alumnos combinando ARTE Y MÚSICA en un instrumento de percusión elaborado artesanalmente.

A su vez, se ha realizado una actividad que ha dejado una impronta plástica cargada de intencionalidad. Alumnos de todos los cursos de la ESO, de 1º a 4º, y profesores han dejado su impronta colorista en los árboles correspondientes a los cuatro niveles de la ESO, de 1º a 4º.  Una actividad lúdica orientada a fomentar el  respeto y el cuidado de nuestro planeta y su medio ambiente, como recoge el lema de la actividad: “PARA DEJAR HUELLA, PRIMERO HAY QUE PISAR LA TIERRA”